Desgranando la granada

Una de las frutas que en los últimos años se ha puesto de moda es la granada. Desde siempre se ha sabido de sus propiedades, pero desde hace poco su zumo forma parte de esa pequeña categoría de alimentos que prometen ser el elixir de la vida saludable. Resulta que es buena para bajar el colesterol, combatir el envejecimiento, la diabetes y un montón de enfermedades más. Además, resulta que esta fruta también es afrodisíaca, y tiene un punto sexy: la manera en que se abre para dejar ver sus semillas, el color rojo del jugo que desprende… y sus componentes químicos, que veremos, son un aliado para combatir la impotencia e incrementar el deseo.

La granada es el fruto del árbol Punica granatum, originario de los montes del Himalaya. Llegó a Europa junto con la invasión de los árabes y se extendió por todo el Mediterráneo de manera muy rápida. Fueron los bereberes los que la introdujeron en España a través de Granada (de ahí su nombre).

Según Manuel Vázquez Montalbán la granada “exalta la imaginación erótica por lo que tiene de complicado el proceso de desgranarla: una desnudez gradual en busca del origen de tanta pedrería”

Las propiedades medicinales de la granada se conocen desde hace miles de años y es además una fruta cargada de simbolismo en muchas culturas: representa inmortalidad, fertilidad, regeneración, justicia, abundancia… Se cree que la granada era el fruto prohibido del Jardín del Edén, también existe la creencia de que su forma inspiró la corona del Rey Salomón y en el judaísmo representa los 613 preceptos de la Tora, incluso se hace referencia a ella en el escudo de España.

En algunos textos eróticos de Oriente se le atribuyen virtudes afrodisíacas y se asocia a ceremonias de fertilidad, de allí proviene la tradición de usar los granos en fiestas nupciales, al igual que en Occidente se usa el arroz.

En la antigüedad, el fruto se conocía como la manzana del amor y era un símbolo de la diosa del amor Afrodita-Venus. Se consideraba que la planta surgió de la sangre de Dionisio, dios del vino, y, quién la probaba, podía vivir experiencias divinas. A lo largo de la historia, este árbol, o más bien su fruto, ha adquirido un fuerte significado sexual, asociado a la feminidad, al erotismo y a la reproducción. Aparece como símbolo de sexualidad en murales del antiguo Egipto, en la literatura árabe e incluso en el Antiguo Testamento.

Desde el punto de vista nutricional se la puede considerar un súperalimento ya que contiene una gran cantidad de componentes químicos que ayudan a la salud y a paliar muchas patologías; su alta concentración de polifenoles con acción antioxidantes (el zumo de granada triplica las concentraciones del te verde y del vino) previenen el estrés oxidativo, fortalecen y conservan el colágeno, mejoran la microcirculación ocular, el estado de los vasos sanguíneos, disminuye la tensión arterial…

Esta capacidad antioxidante es una de las razones por las que la granada sea considerada un alimento que favorece la salud sexual masculina. Contiene ácido elágico, un tipo de polifenol que promueve una mayor producción de un compuesto llamado óxido nítrico, que se encarga de mejorar la circulación sanguínea, en particular, en los genitales favoreciendo una mejor erección. Estudios realizados en la University of Southern California aportan datos esperanzadores sobre los efectos de los polifenoles de la granada en la mejora de los casos de impotencia.

La granada es el antioxidante más potente conocido hoy en día, mucho más que el resveratrol del vino, que la acacia, e incluso que el té verde.

Parece ser que otro de los efectos del consumo regular de esta fruta radica en el incremento de los niveles de testosterona. En una investigación realizada por la Queen Margaret University de Edimburgo, donde se sometió a varios voluntarios a beber un vaso durante dos semanas, se observó que en ambos sexos no sólo se incrementaba el apetito sexual, sino que se produjeron otros cambios debido al aumento de la testosterona. Este experimento se ve apoyado por otro ensayo, esta vez con ratas, en el que se estudiaba la capacidad y calidad espermatogénica (producción de espermatozoides). Ambos muestran resultados que pueden interpretarse como que el consumo frecuente de granada, o su zumo, incrementa los niveles de testosterona y mejora la calidad de los espermatozoides. Esto es debido a que tiene la capacidad de disminuir los niveles de cortisol (hormona del estrés) lo que se relaciona con el incremento de los niveles de testosterona.

La testosterona es una hormona que aunque se considera “la hormona masculina“, es producida por el cuerpo tanto de hombres como de mujeres. No obstante, por lo general, el organismo de los varones genera 20 a 40 veces más testosterona que el de las mujeres. En el hombre, su producción se lleva a cabo en los testículos (más de 90%) y en las mujeres, en los ovarios, mientras que en las glándulas suprarrenales (glándula situada sobre los riñones) en ambos sexos producen una pequeña cantidad.

El consumo frecuente de granada está implicado en una mejora de las erecciones, un incremento de la testosterona y una mejora de la calidad del semen.

Se ha observado que la testosterona está implicada en muchos procesos del organismo, en especial aquellos que implican a los órganos genitales y la salud sexual. Mejora el ánimo, la libido, la calidad de la erección y la producción de espermatozoides.

Aunque en la actualidad hay muchos productos enriquecidos con extracto de granada (desde zumos, píldoras, productos de higiene y cosmética…), llama la atención que para las actividades más íntimas también podamos encontrar lubricantes, pintura corporal y preservativos con sabor a esta fruta. Eso sí, no esperéis sus efectos ya que sólo es aroma y no aportan los polifenoles que la han hecho famosa.

Y para ponerlo en práctica:

Gelatina de granada con mousse de vino dulce.

 

 

 

Rätsch, Christian. Las plantas del amor. Fondo de cultura económica.
Allende, Isabel. Afrodita. Plaza James.
Vázquez Montalbán, Manuel. Recetas inmorales. Editorial Afanias.
http://www.larazon.es/historico/8025-granada-acido-elagico-contra-la-disfuncion-erectil-SLLA_RAZON_257705#.Ttt1SJWOx8XQqpj
http://www.ergo-log.com/pomegranate.html
http://excelsiorgroup.co.uk/blog/does-pomegranate-juice-increase-testosterone-levels
Emad Al-Dujaili & Nacer Smail, Queen Margaret University, Edinburgh Pomegranate Juice influences mood & salivary testosterone in healthy subjects. http://www.endocrine-abstracts.org/ea/0028/ea0028P313.ht
Animal Study: Pomegranate Juice increases testosterone level & sperm quality Clin Nutr: 2008 Apr;27(2):289-96 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18222572
http://www.saludymedicinas.com.mx/centros-de-salud/climaterio/temas-relacionados/testosterona.html
Forest C.P. Efficacy and safety of pomegranate juice on improvement of erectile dysfunction in male patients with mild to moderate erectile dysfunction: A randomized, placebo-controlled, double-blind, crossover study. University of Southern California. International Journal of Impotence Research (2007) 19, 564–567 https://www.researchgate.net/publication/6267923_Efficacy_and_safety_of_pomegranate_juice_on_improvement_of_erectile_dysfunction_in_male_patients_with_mild_to_moderate_erectile_dysfunction_A_randomized_placebo-controlled_double-blind_crossover_study
http://remedios.innatia.com/c-plantas-afrodisiacas/a-zumo-de-granada-para-erecciones.html

Marga Garí

Bióloga y profesora de adultos, especializada en temas de nutrición y sexualidad humana. Aficionada a la botánica, la cocina y a escribir pequeños relatos.

Latest posts by Marga Garí (see all)

Entérate de las novedades

Suscríbete a nuestro boletín

Categorías